Ir al contenido

Teutonic Knights (Spitfire/Combi Rifle) - Infinity: PanOceania Pack

$ 435.00
SKU CVB-280293-0663

Blíster con dos miniaturas que incluyen un Caballero Teutón con Spitfire y un Caballero Teutón con Fusil Combi.


Blister con

  • 1x Teutonic Knight (Spitfire)

  • 1x Teutonic Knight (Combi Rifle)


  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.

  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.


Trasfondo

“Christus Vincit, Christus Regnat, Christus Imperat” (Cristo Vence, Cristo Reina, Cristo Gobierna). Lema de la Orden Teutónica.

La Orden de Caballeros Teutones de Santa María de Jerusalén fue creada por bula papal en las vísperas de las Guerras NeoColoniales. Su misión era convertirse en la punta de lanza de la Santa Madre Iglesia en territorios de frontera y de conflicto, defendiendo con las armas los sagrados derechos de la Iglesia Neovaticana. Los Teutones han sido acantonados en Paradiso, donde participaron en las Guerras NeoColoniales y posteriormente se han destacado con bravura contra las fuerzas del Ejército Combinado alienígena. No es habitual ver a los Teutones fuera de Paradiso, aunque se oyen muchas cosas sobre ellos. Se dice que son sombríos y algo salvajes, que su base de operaciones está lejos del centro de mando, en el Frente Norte y que ellos solos custodian la frontera. Se dice también que los Caballeros Teutones se caracterizan por su inquebrantable fe y un desaforado fervor guerrero, y que son los más fanáticos en combate. Para poder mantener tan altas cotas de prestigio, la disciplina de la Orden se distingue por su estricta dureza. Sus miembros reciben la mejor preparación física, valorando de sobremanera el combate cuerpo a cuerpo. La meta para cualquier miembro de la Orden es la gloria en combate. Los Caballeros Teutones luchan como hombres desesperados, para los que el peligro no existe. Saludan al enemigo con una descarga cerrada y a continuación, sin perder un instante, se lanzan sobre él, atacando a espadazos y culatazos, con tal rabia y frenesí que se diría que se trata de una partida de locos furiosos.