Ir al contenido

Tarik Mansuri, Amir of Khawarijs (DA CCW) - Infinity: Haqqislam Pack

$ 565.00
SKU CVB-280424-0137

 

La reescultura del héroe más emblemático de Haqqislam! no estabamos satisfechos con la figura anterior, que no reflejaba el poder y carisma de este personaje especial, así que ahora sale una nueva versión de Tarik, ¡más grande, fuerte y poderoso que nunca!


Blister con

  • 1x Tarik Mansuri (DA CCW)


  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.

  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.


Trasfondo

“Los fusiles nuevos son un asco, todo plástico, como un juguete, totalmente inapropiados para romperle los dientes a alguien de un culatazo. Joder, si apenas pesan... Por eso en los grupos de abordaje yo siempre llevaba la escopeta...”

Tarik Mansuri ejerciendo de instructor de técnicas de asalto, Campamento Rustán, dos años después de las Revueltas de la Seda.

Mansuri es una leyenda viviente. Fue uno de los primeros Khawarijs que se sometieron a Runihura, el proyecto supersoldado de mejora genética haqqislamita. Su excepcional metabolismo y su forma física superior encajaron con la terapia genética de una manera tan excepcional como inesperada. El organismo de Mansuri hizo mutar la fórmula Runihura, afianzando cada mejora metabólica y anulando los procesos oxidantes nocivos. Desde entonces, su cuerpo apenas envejece, no enferma y siempre está al máximo de sus capacidades. Convertido en un coloso, su fuerza es extraordinaria. Sus reflejos son siempre rápidos, sus manos siempre precisas. Su cabeza siempre está despejada, sus sentidos son agudos y es capaz de moverse más rápida y letalmente que ningún otro hombre. La perfección alcanzada con Mansuri representa el mayor éxito del programa Runihura y no se ha vuelto a repetir en ningún otro Khawarij.

Como militar, Tarik Mansuri es un veterano de las Revueltas de la Seda, de las Guerras NeoColoniales y de los Conflictos Comerciales de Ariadna. Para él, aquellos fueron buenos tiempos. Detesta la paz y la tranquilidad: “Estar en activo significa vivir al límite”. En acción, la sangre corre por sus venas como mercurio líquido. Tras cuarenta años como guerrero y ejecutor al servicio de Haqqislam, Mansuri ha participado en numerosas misiones de alto riesgo, poniendo su vida en peligro cientos de veces. Otros habrían tenido miedo, pero él no, porque el miedo no tiene cabida en el corazón de un soldado. Y Tarik Mansuri es, ante todo, un buen soldado. Su disciplina es tan férrea como su carácter. En campaña se niega a cargar con un saco de dormir si eso le impide llevar más munición. Duerme a la intemperie, incluso con el peor de los climas, y con las armas pegadas al cuerpo para pasar menos frío, con su chaleco antibalas como almohada. Durante la batalla, aún cerca de la muerte, sonríe confiado, sumido en el furor de la sangre. Nunca duda, sabe que está bien entrenado, y ya ha escapado de las garras del destino en otras ocasiones, luchando y triunfando aun cuando todo parecía perdido y su fin bien cerca. Para Mansuri, Haqqislam es suprema y sus Khawarijs las mejores tropas de todas. Considera que su misión, y la de sus hombres, es llevar a su nación a la victoria. No hacerlo sería traicionar sus ideales. Para él, los Khawarijs son el corazón y el alma del ejército haqqislamita, y él considera que debe ser ejemplo para todos.