Ir a contenido

Riot Grrls - Infinity: Nomads Pack

$ 975.00

Esta caja incluye cuatro miniaturas: una Riot Grrl con Fusil Combi y Blitzen, una Riot Grrl con Lanzamisiles, una Riot Grrl con Escopeta de Abordaje y un TinBot B. El complemento perfecto para el Starter Pack del Ejército Sectorial de Bakunin 


Caja con

  • 1x Riot Grrl (Combi Rifle)

  • 1x Riot Grrl (Missile Launcher)

  • 1x Riot Grrl (Boarding Shotgun)

  • 1x TinBot B (Deflector L2)


  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.

  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.


Trasfondo

“No me llames nena.”

Atribuido a la Riot Grrl “Tigressa” Buchanan tras matar al teniente John Atwood de la Guardia Aquila. Toma del Puesto de Prospección PB-067. Conflictos Comerciales de Ariadna.

El Módulo Beauvoir de Praxis fue creado como puesto de mando y refugio del movimiento feminista más activo y radical. En Beauvoiur se asume un feminismo de actitud combativa, que bebe de la filosofía punk, y que aspira a destruir la sociedad actual de la Esfera Humana. Pero, si las fundadoras originales de Beauvoir eran intelectuales políticamente incorrectas, buena parte de la población actual del módulo son chicas de origen Atek, excluidas de la sociedad y del mercado de la niñas buenas, procedentes de los barrios marginales de la Esfera, de la lucha callejera y la supervivencia urbana. Chicas problemáticas que cuando salen del módulo a los espacios comunes de Bakunin son una fuente constante de problemas, residentes habituales de los calabozos del Cuerpo de Moderadores.

A causa de la actitud de sus chicas, el módulo Beauvoir se arriesgaba a una acción de castigo por alteración continuada de la Energía Social de la nave. No obstante, el Mando Jurisdiccional de Bakunin supo ver la ventaja de disponer de todo un módulo alimentado por el firme propósito de hacer una revolución. Por lo que se les ofreció la posibilidad de participar activamente en la lucha, en la destrucción de la sociedad exterior, al tiempo que defendían los intereses mismos de Bakunin. Para compensar los desmanes de sus adeptas, esta cuna de guerreras urbanas debía convertirse en el germen de una unidad de asalto. Se le pidió que reuniera “a las peores zorras del módulo, a las que tengan peor fama, a las más duras y despreciables” y se las puso en contacto con las Forjadoras del Módulo Vulkanja para que las equiparan con la mejor tecnología disponible. Y así nacieron las Riot Grrls, auténticas hijas del punk, iconos del combate callejero táctico, máximas representantes de la filosofía “KIY” (Kill It Yourself, “Mátalo tú misma”), anarco-feministas con armas automáticas que saltan al combate con rabiosa convicción y una actitud que es un escupitajo en la cara a las buenas costumbres. ¡Fuerza, Revolución y Anarquía!