Ir a contenido

Reverend Custodiers (Hacker, Boarding Shotgun) - Infinity: Nomads Pack

$ 290.00

-


Blister con

  • 1x Reverend Custodier Hacker (Hacking Device Plus) (Boarding Shotgun)


  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.

  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.


Trasfondo

Las Reverendas Custodias son las especialistas en infoguerra y guerra electrónica de la Observancia. Son hackers tácticos de combate, la principal línea de ataque frente a la continua amenaza de ALEPH, y parte del entramado de protección de las redes Nómadas. En acción, las Reverendas Custodias adoptan un papel dinámico con un fuerte y marcado carácter agresivo. El principio subyacente en la doctrina de la Observancia para la infoguerra es tomar siempre la iniciativa, mediante la ruptura de la habilidad del enemigo para ejercer un proceso de mando y control efectivo, al tiempo que deben proteger celosamente su propia capacidad de mando y control. Las instructoras de la Observancia han expandido la definición clásica de guerra electrónica para incluir ataques físicos a todos los sistemas y redes de control, comunicación e inteligencia del enemigo. De hecho, para las instructoras, los términos infoguerra y guerra electrónica parecen intercambiables. En las operaciones llevadas a cabo para la defensa de las estaciones de Borde de la Humanidad, durante las Guerras NeoColoniales, no sólo ejecutaron las acciones habituales de la guerra electrónica (llevando a cabo medidas de interferencia, intercepción y protección) sino que también se trabaron en “combate electrónico con ataques artilleros”, coordinándose con personal de las fuerzas especiales Nómadas para destruir los centros de mando del enemigo, y realizaron tareas de contra-reconocimiento, como camuflaje del flujo de datos y engaño electrónico. Todo ello integrado con los procedimiento básicos de infoguerra. Para poder cumplir con todo el amplio espectro de necesidades de su perfil operativo se requiere un entrenamiento tan intensivo como riguroso. Por ello, siempre resulta sorprendente la juventud de las Reverendas Custodias, consecuencia de la baja tasa de supervivencia de sus misiones, y a que, en tiempo máquina, combatir y sobrevivir un minuto contra operadores de ALEPH te convierte automáticamente en un curtido veterano.