Ir a contenido

Lunokhod Sputniks (CrazyKoalas) - Infinity: Nomads Pack

$ 565.00

Los Sputniks Lunokhod son remotos Nómadas. Están equipados con un repetidor, que amplia el campo de hackeo,  y un barreminas, que permite "robar" minas al rival, desactivarlas y activarlas para que pasen a ser tuyas. Están acompañados por los Crazy Koalas, armas que explotan por proximidad. 


Blister con

  • 1x Lunokhod (Heavy Shotgun)

  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.
  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.

Trasfondo

La Fuerza Militar Nómada tiene un largo historial en el uso agresivo de sus Remotos, pero fue durante las Guerras NeoColoniales donde demostraron a sus adversarios todo el potencial táctico de estas unidades en combate. En cualquiera de los frentes de las Guerras NeoColoniales, la habilidad de los Remotos para forzar la marcha y superar tácticamente al enemigo fue de considerable valor para la pequeña Fuerza Militar Nómada. Sin embargo, los Remotos también presentan una serie de carencias que hacen que su tasa de supervivencia, una vez trabados en combate directo, sea muy baja. Para solventar esta cuestión, la serie Spútnik incorpora una gama de mejoras y optimizaciones diseñadas específicamente para el ataque.

El gran éxito de los ingenieros de Bakunin fue lograr un incremento del factor de protección de su blindaje y de sus sistemas de defensa electrónica y NBQ, manteniendo el alto grado de movilidad y rapidez característico de los Remotos. Los Spútniks pueden desplazarse y trepar por cualquier superficie y suponen, además, un bastión desde el cual los Hackers tácticos Nómadas pueden operar con total seguridad. Aún con todas estas mejoras, su coste de fabricación y mantenimiento sigue siendo inferior al de un TAG o al de cualquier otro sistema de combate avanzado. Su menor peso y tamaño, y una mayor portabilidad, los convierten en la opción más adecuada para intervenir en numerosas situaciones o escenarios tácticos distintos, lo que explica su presencia en grandes cantidades entre las filas Nómadas.

Los Spútniks pueden ser un elemento defensivo de capacidades superiores a las de la infantería. No obstante, para los oficiales Nómadas resulta evidente que son más efectivos cuando se emplean en posiciones móviles que explotan su velocidad, potencia de fuego y capacidad de choque, para aproximarse y destruir al enemigo en cualquier condición de combate.

Los diferentes modelos de Spútniks poseen distintas capacidades que determinan su papel en la fuerza de ataque. Al modelo Lunokhod (Caminante Lunar) se le suelen encomendar operaciones ofensivas de prueba y flanqueo de la fuerza enemiga. Debe forzar el combate, trabando al enemigo y obligándolo a combatir, por lo general a través de maniobras de invasión de sus áreas seguras. El modelo Tsyklon (Ciclón) es capaz de desplegar una increíble potencia de fuego tan masiva como precisa, pero también altamente móvil, con la que es perfectamente capaz de diezmar a sus oponentes, cubrir el avance de tropas aliadas, o proporcionar capacidad antitanque suplementaria.

La filosofía táctica Nómada, consciente del potencial ofensivo de los Spútniks, enfatiza su uso en maniobras de ataque denominadas “Asalto súbito”. Un “Asalto súbito” implica superar la resistencia enemiga con un ofensiva tan veloz como impactante. El efecto traumático del asalto sirve para desequilibrar al enemigo y evitar su reagrupamiento. Con una tasa de efectividad muy elevada en este tipo de ataques, causando numerosas bajas y un duro golpe en la moral del enemigo, la presencia de los Spútniks resulta imprescindible en cualquier formación de combate Nómada.