Ir a contenido

Hardcases, 2nd Irregular Frontiersmen Battalion - Infinity: Ariadna Pack

Escribe una reseña
| ¿Tienes una pregunta?
Precio Original $ 275.00 - Precio Original $ 275.00
Precio Original
$ 275.00
$ 275.00 - $ 275.00
Precio $ 275.00
.

Una tropa más para los jugadores ariadnos. El infiltrador camuflado más barato del juego, capaz de matar en silencio a corta distancia gracias a su Arco Táctico. Ésta es la primera figura de USAriadna del libro Infinity N3. Llegados desde los territorios fronterizos, los Hardcases se convertirán en tus causaproblemas favoritos. 


Blister con

  • 1x Hardcase Frontiersman (Tactical Bow)


  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.

  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.


Trasfondo

“Honor obliges us” (El honor nos obliga). Divisa del Segundo Batallón Irregular de Frontiersmen.

La Frontera sur de USAriadna es una región despoblada, con kilómetros de separación entre las granjas de los colonos y malas comunicaciones con cualquier parte. Territorio de aventura, inexplorado y peligroso, zona de contrabandistas, forajidos e incursores Antípodas. Un lugar desolado y peligroso, pero también puro, donde un hombre puede encontrarse con la naturaleza y, tal vez, olvidar el pasado. El refugio natural de los llamados Hardcases, nombre que reciben en la jerigonza de la frontera usariadna los veteranos licenciados que se han largado a los territorios fronterizos. Por definición, tíos duros, irrespetuosos, difíciles de controlar y más aún de soportar. Un término antiguo que puede rastrear hasta los tiempos de la Guerra Civil americana y el Salvaje oeste, pero que tiene el mismo significado que antaño. En la actualidad, estos Hardcases usariadnos suelen trabajar como guías, exploradores, escoltas y correos, pero también como autonombrados defensores de la ley. Porque aunque hayan dejado el ejército, o hayan sido expulsados de él, el juramento a la bandera que hicieron al alistarse y el código de honor militar no es algo que se anule con una carta administrativa. Ningún hombre o mujer que se precie de serlo puede dejar una injusticia impune, y donde allí no haya justicia la impondrán ellos. De este modo, los Hardcases se han convertido en los ángeles guardianes de los granjeros y colonos de la Frontera sur, rechazando razzias Antípodas, persiguiendo forajidos y respondiendo a la llamada del deber cuando sus antiguos oficiales del ejército los reclaman.