Ir a contenido

Authorized Bounty Hunter (Combi Rifle) - Infinity: NA2 Pack

$ 290.00

¿Novedad o no? Éste es el premio exclusivo de la temporada 2013 del ITS, pero con una cabeza, brazos y armas diferentes, ¡así que no es la misma figura! Aunque ganaras un torneo el año pasado no tendrás esta miniatura. Los Cazarrecompensas son los depredadores de la Esfera Humana, operativos mercenarios que pueden ser alineados por la mayor parte de los jugadores, ¡incluso en Torneos Oficiales de Infinity!


Blister con

  • 1x Bounty Hunter (Combi Rifle)


  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.

  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.


Trasfondo

“Mantenemos limpio el patio trasero de la Esfera. Por un precio.” Lema no oficial del Sindicato de Cazarrecompensas Autorizados.

Los cazadores de hombres de la Esfera Humana forman una sociedad aparte en el submundo de los soldados de fortuna. No son simples pistoleros con una holoplaca identificativa y un código de autorización. Para poder hacer su trabajo no sólo hay que saber disparar. También hay que saber cómo rastrear a una presa, cómo localizarla para echarle el lazo o para pegarle un tiro y cobrar la recompensa. Pero tampoco puede decirse que los Cazarrecompensas posean grandes dotes para la investigación. La mayor parte de ellos se limita a combinar su conocimiento de los bajos fondos con unas dosis excesivas de violencia y brutalidad. La clave del negocio es saber qué puertas tienen que patear, y saber a quién deben machacar para que les digan lo que necesitan, aquello que les permita atrapar a su objetivo. Violencia, extorsión o soborno, cualquier medio es lícito. La impunidad es la norma. No hay problema, tienen una placa, están sindicados. El Sindicato de Cazarrecompensas es la asociación oficial que cuidará de ellos y se ocupará de que dispongan siempre de la máxima autorización posible dentro del marco legal en el que se vean obligados a operar. Y en las fronteras de la Esfera, allí donde hay más negocio, el marco legal brilla por su ausencia.

Sin embargo, a pesar de sus métodos poco ortodoxos, o quizás gracias a ellos, los Cazarrecompensas hacen su labor. Son agentes del orden, y aunque despreciados por la policía, colaboran con frecuencia codo a codo con las fuerzas de la ley, participando en operaciones conjuntas de búsqueda y captura.

Aun bajo el amparo legal del Sindicato, un Cazarrecompensas profesional se adaptará al entorno en el que deba trabajar, sea cual sea, pues vagar por la Esfera es parte del trabajo. En PanOceanía, pagará por disponer de asesoramiento legal online constante, pues sabe que al menor desliz los abogados panoceánicos se lo comerán vivo. En Yu Jing deberá mostrar su adhesión a los preceptos del Sistema Imperial, y a cambio dispondrá de la máxima licencia que se pueda tener en una sociedad que gusta del castigo ejemplar para cualquier criminal. En Bourak está obligado a mostrarse sumamente respetuoso con la ley, pues no se tolera el más mínimo abuso, y la amenaza de una sanción Hassassin es siempre constante. En las naves Nómadas, mientras muestre el debido respeto a las fuerzas del orden, no tendrá problemas de actuación. Pero son los territorios fronterizos de Ariadna y Borde de la Humanidad el auténtico paraíso de un Cazarrecompensas, áreas salvajes y aisladas donde puede disfrutar de una libertad de actuación total e ilimitada. No obstante, en el fondo tampoco importa tanto porque siempre es lo mismo: a la hora de la verdad, cuando el argénteo sonido de una recompensa suena, las armas aparecen y los lobos se lanzan a por su presa.