Ir a contenido

Tearlach McMurrough (2 Chain Rifle, Templar CCW) - Infinity: NA2 Pack

$ 405.00

Este mercenario Dog Warrior es especialista en aguantar el máximo en el campo de batalla. Es una auténtica bestia que ofrece sus servicios a quienes puedan pagarlos.  


Blister con

  • 1x Mcmurrough (Templar CCW (AP + DA))


  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.

  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.


Trasfondo

“Buaidh No Bas” (“Victoria o Muerte”). Lema gaélico escocés de McMurrough.

McMurrough es un Dog-Warrior de Fortuna, el operativo más feroz que te puedas encontrar en el mercado mercenario. Ahora se encuentra atrapado en su forma de Dog-Warrior, es incapaz de recuperar su forma Dogface, y porta una espada templaria, un arma ilegal con una IA integrada. ¿Cómo ha llegado McMurrough a esta situación? ¿Y cuál es la implicación de la Sociedad Hassassin en todo esto? ¡Las respuesta las encontrarás en el Libro de Campaña de Infinity!

“Garras de alquiler” fue como el Caíd Fahesh definió a McMurrough cuando lo vio por primera vez. Una musculosa y veloz máquina de matar en cuerpo a cuerpo, con tiempos de reacción acelerados, capaz de cruzar el campo de batalla y destrozar al enemigo antes de que pueda reaccionar. Dearg (Rojo) McMurrough era como lo llamaban en el equipo de Dog-Bowl de su pueblo natal, por el tono rojizo de algunas zonas de su pelaje. Tearlach McMurrough es uno de esos sujetos rudos, tercos y robustos que, cuanto peor son tratados, más duros y fuertes se hacen. Ha aprendido a apretar los dientes y soportar todo lo que se le viniera encima, esperando su oportunidad. Autosuficiente y dotado de cierto ingenio, posee pocas lealtades, salvo para su pagador. Las duras lecciones de la vida, y una penosa infancia, le han enseñado a ser independiente. McMurrough sabe que él mismo es su único aliado y que no puede confiar en nadie. Aprendió los pormenores del oficio militar por la vía dura, en los Cameronians, los Regimientos Escoceses de Voluntarios Dog-Warriors: unas breves instrucciones de manejo de las armas y directamente a la criba del combate. La vida como soldado mercenario en la frontera ha afinado sus técnicas de combate y supervivencia, endureciendo su corazón a las miserias de la guerra. El Caíd Fahesh vio el potencial de McMurrough. Lo escogió a propósito y lo seleccionó para ser miembro de su guardia personal en Ariadna. Fahesh percibió a un individuo de extraordinaria pasión, resolución y tenacidad al que una infancia de desprecio y rechazo habían desequilibrado. Sabía que, explotando esa emoción en su estado más puro y desatándola, tendría a su mejor guerrero. McMurrough demostró su valía en los Conflictos Comerciales de Ariadna. Pero los mejores guerreros pueden ser tan impredecibles como letales. McMurrough no quería ser la mascota de nadie y tras un tiempo con Fahesh, lo abandonó. En la actualidad, Tearlach Dearg McMurrough es un mercenario freelance que circula por libre, ofreciendo sus habilidades al mejor postor.