Ir a contenido

Saladin, Liaison Officer (Combi Rifle) - Infinity: Haqqislam Pack

Escribe una reseña
| ¿Tienes una pregunta?
Precio Original $ 275.00 - Precio Original $ 275.00
Precio Original
$ 275.00
$ 275.00 - $ 275.00
Precio $ 275.00
.

-


Blister con

  • 1x Saladin (Combi Rifle)


  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.

  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.


Trasfondo

Al-Nāsir Salāh ad-Dīn Yūsuf ibn Ayyūb (1137 o 1138–1193). En kurdo, سه‌لاحه‌دین ئه‌یوبی (Selaheddîn Eyûbî) y en árabe, صلاح الدين يوسف الأيوبي. Al-Nāsir Salāh ad-Dīn es un título honorífico traducible como “El Victorioso Unificador de la Fe” mientras que su nombre real significa Yusuf, hijo de Ayyub. Fue un guerrero y líder militar musulmán, de origen kurdo, y el más famoso de los héroes islámicos. Como fundador de la dinastía Ayúbida unificó política y religiosamente el Oriente Próximo, convirtiéndose en Sultán de Egipto, Siria y Palestina, así como de territorios de Arabia, Yemen y Mesopotamia. Sus victorias sobre los cruzados y la conquista de Jerusalén le otorgan un lugar preferente en las páginas de la Historia. Saladino es reconocido, tanto por cristianos como por musulmanes, por sus capacidades militares y de liderazgo, templadas por un legendario carácter caballeresco y compasivo.

 

Gracias a su excelente capacidad de control de la batalla, Saladino es el cerebro, la referencia en cualquier centro de mando. Siempre sabe cuáles son las mejores decisiones, tanto en la maniobra como al marcar el ritmo del combate. Es hábil en la táctica y sabe robar la iniciativa a sus adversarios. Sus capacidades estratégicas han sido plenamente demostradas en el teatro de operaciones de Paradiso, donde la desconfianza hacia su naturaleza y origen, es el mayor obstáculo al que deba enfrentarse a diario. Sin embargo, una personalidad decidida, culta y refinada le ha permitido ganarse la confianza de todos aquellos que le rodean, tanto de los hombres bajo su mando, como de los oficiales con los que ha de trabajar. Pero nunca, absolutamente nunca, del Anciano de la Montaña, quien ha ordenado que haya constantemente un operativo Hassassin próximo a la Recreación, monitorizando todos sus movimientos, actos y decisiones, y siempre dispuesto a eliminarlo a la menor sospecha de traición a Haqqislam o a sus creencias. Saladino, por supuesto, es plenamente consciente de esta amenaza continua, aceptándola como todo en su vida, con una sonrisa elegante y un brillo astuto en su mirada.