Ir a contenido

Kum Motorized Troops - Infinity: Haqqislam Pack

$ 975.00

¡Novedad! ¿O tal vez no? De acuerdo, los motoristas Kum son un producto ya antiguo en el catálogo de Infinity, y quizás no son nuevos para los jugadores veteranos. Pero éste es el reesculpido de estos guerreros de la carretera y ahora son tan absolutamente molones que los consideramos una auténtica novedad. 


Caja con

  • 1x Kum (Chain Rifle)

  • 1x Kum (Rifle + Light Shotgun)


  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.

  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.


Trasfondo

“¡Adelante, adelante Kums! ¡Ved por donde vienen los enemigos! ¡El sol ilumina al halcón y a la presa! ¡Hiuu-ey! ¡Es un buen día para matar y morir!” 

Oído entre las filas Kum antes de la rotura del frente de Halil. Guerras NeoColoniales. Paradiso.

Los kirguizes de Haqqislam son tíos rudos y tempestuosos que nunca han seguido a nadie más que a su propia ley. Poseen laboratorios de droga escondidos en las montañas de Tien Shan. Tienen fábricas artesanales de armas, máquinas de falsificar dinero y talleres mecánicos bien surtidos. Los nómadas kirguizes gustan del alcohol, las motos ruidosas y las mujeres bellas. Son un pueblo turbulento, amigo de los enfrentamientos y revueltas. El ejército haqqislamita recluta a los más exaltados para las unidades motorizadas Kum, donde pueden dar rienda suelta a su agresividad. Montados en una estruendosa moto, los Kum son luchadores salvajes dispuestos a llegar al combate cuerpo a cuerpo para destruir a los enemigos del Haqqislam. Mantienen la antigua respuesta de los kirguizes a los desafíos de sus enemigos: Norte, sur, este y oeste. ¿Dónde encontrarás a los kirguizes? ¡Por la mano de plata de Alejandro, siempre alrededor de sus adversarios! Cruzando a toda velocidad el campo de batalla sobre sus rugientes motos, a través del fuego enemigo, los Kum se han forjado una terrible reputación de motoristas intrépidos y temerarios... o de absolutos psicópatas, según a quién preguntes. Se dice que todos los miembros de las tribus moteras kirguizes están un poco locos, ¡pero éstos son los tíos más salvajes, obstinados y audaces que jamás se hayan abierto paso, dando tajos y patadas, desde las montañas de Tien Shan!