Ir a contenido
Festeja nuestro 3er Aniversario con un 10% de descuento en toda la tienda hasta el 22 de Mayo. Excepto en Novedades GW.
Festeja nuestro 3er Aniversario con un 10% de descuento en toda la tienda hasta el 22 de Mayo. Excepto en Novedades GW.

Interventors of Tunguska - Infinity: Nomads Pack

Escribe una reseña
| ¿Tienes una pregunta?
Precio Original $ 760.00 - Precio Original $ 760.00
Precio Original
$ 760.00
$ 760.00 - $ 760.00
Precio $ 760.00
.

Vale, vale, es cierto que los Interventores llevan a la venta unos cuantos años, pero ahora han sido reesculpidos y vienen con un juguetito nuevo: los FastPandas. Estos divertido robotejos son unos Repetidores de Posición que los Interventores pueden desplegar en cualquier punto de su Zona de Control. Útiles y adorables, ¡los FastPanda son la mejor herramienta para estos pistoleros de la red de datos!


Caja con

  • 1x Interventor Hacker (Hacking Device Plus) (Combi Rifle)
  • 1x Interventor Hacker (Hacking Device Plus) (Boarding Shotgun)
  • 2x FAST-PANDA

  • Este producto no es un juguete.  No está pensado para ser usado por personas de 14 años o menos.
  • Las miniaturas incluidas en nuestros productos se proveen sin pintar. También puede requerir ensamblado. Los componentes reales pueden variar de los mostrados.

Trasfondo

En Tunguska se encuentran los mejores hackers y crackers de toda la Esfera Humana. Un país que se basa en el mantenimiento de depósitos seguros de información no se puede permitir ningún fallo de seguridad. Para mantener esta inmunidad, Tunguska mantiene la máxima de “un ladrón para atrapar a otro ladrón”: los mejores revienta sistemas son los mejores diseñadores de sistemas de seguridad. Por tal motivo, Dragnet siempre está a la búsqueda de todos aquellos hackers que demuestren ser un problema serio de seguridad para reclutarlos al servicio de Tunguska. Allí, una vez dentro de Dragnet, aprenden con los mejores, tras lo cual entran a formar parte de las unidades de Interventores, la élite de los depredadores de la esfera de datos. Tal es su prestigio que, en Tunguska, la presencia de un Interventor es necesaria para garantizar la condición inmune de cualquier operación, ingreso o transferencia de datos con etiqueta Max-Sec. Sin embargo, la capacidad ofensiva de estos crackers no se desperdicia en meras tareas de seguridad, pues también se ocupan de labores de rastreo, interferencia y anulación en cibercombate. Los Interventores suministran apoyo de inteligencia criptológica, proporcionando datos de inteligencia de combate y contrainteligencia. Su principal cometido es realizar operaciones de guerra electrónica e infoguerra. Su coraje y habilidad son objeto de respeto extremo por parte de las unidades de infantería Nómada y de las dotaciones de TAG, que raras veces se muestran dispuestos a admitir el mérito de otra unidad que no sea la suya propia. Los Interventores son temidos en el campo de batalla por su capacidad para detener por completo a un ejército. Con las líneas de comunicación truncadas y los sistemas remotos colapsados, el soldado está solo. No tiene apoyo aéreo, artillero ni blindado, no sabe dónde están sus compañeros ni las condiciones generales del combate. Retrocede a la Edad Media. Es entonces cuando toda esa tecnología, carcomida por un infovirus, se vuelve contra él. Y lo último que verán sus ojos será la firma electrónica del Interventor, proyectada en su visor táctico...